Lo que les falta a mis alumnos…

Estándar

A raiz del post de Anibal de la Torre titulado La juventud de ahora no es como la de antes… se me ha ocurrido pensar sobre qué es lo que echo de menos, que me gustaría en mis alumnos, especialmente los mayores, los de bachillerato. Y aquí pondo unas ideas, criticables y amplliables, para compartir mi pensamiento con vosotros.

  1. Me gustaría que fuesen un poco más “revolucionarios”.
    Con los grupos de los últimos años me ha costado cada vez más convencerlos de la necesidad de un cambio global en el mundo, sea por los problemas climáticos,por las desigualdades norte-sur, por la inmigración y multiculturalidad en la que nos estamos moviendo. ¿No creeis que con 17 años es el momento de querer cambiar el mundo? ¿Cuando van a hacerlo, cuando tengan 50? Pienso en general, que cada vez son menos solidarios, más intolerantes y racistas (que feo y políticamente poco correcto suena decir esto) y menos dispuestos a dar gratuitamente su tiempo por una causa digamos noble.
  2. Que valorasen más lo mucho que tienen, a nivel material y de oportunidades. Quizá son las geneneraciones de adolescentes que han podido disfrutar de “más de todo” en la vida.
  3. Se esforzasen un poco más: con todos los medios a su alcance, si se esforzasen serían realmente geniales.
  4. Que fueran más críticos con lo que oyen o leen. Especialmente con lo que ven en televisión o les llega como mensaje de internet: se crren que los medios siempre dicen la verdad.. no les queda nada que aprender.

En todo caso, son majetes y tienen mucho potencial. Nuestra labor como educadores se centra en colaborar en que lo desarrollen.

¿Qué echáis de menos  en vuestros alumnos?

Un comentario en “Lo que les falta a mis alumnos…

  1. bacterio

    Hola,

    No me dedico a la enseñanza (tampoco vivo en España) y mi contacto con gente joven es más bien limitado, pero me da la impresión por lo que escribes de que la “revolución” que te gustaría es que tuviesen ideas similares a las tuyas. También que trabajasen más y estuviesen agradecidos.

    !Los jefes de mi sitio de trabajo piensan lo mismo¡

    Quizás la razón por la cual carezcan de entusiasmo por trabajar para los demás sin beneficio aparente sea porque los niveles inferiores de la pirámide de Maslow no los tengan satisfechos. George Soros se dedicó a la filantropía bastante tarde en su carrera. Quizás con tus alumnos pase lo mismo.

    Saludos

Deja un comentario