El día que la provincia de León exigió salirse de la autonomía con Castilla

Estándar

Lo que más me duele cuando yo mismo en este blog o alguien comenta a nivel nacional en prensa, radio o televisión el tema autonómico leonés, la mayoría de la gente se ríe, plantea que son nuevas modas, veleidades segregacionistas, sinsentidos… y se desconoce de forma absoluta la historia.
Yo crecí con la idea de que León debería ser una autonomía diferente de Castilla (y ya tengo algunos añitos).

La historia nos ayuda a entender:

LeonSolo
Allá por el año 1983, en concreto el día 13 de enero, la Diputación Provincial de León aprobó por mayoría absoluta segregar la provincia de la preautonomía de Castilla y León.

Ricardo Chao ha escaneado las actas originales de aquel acuerdo y las ha puesto a disposición de todos los interesados: (ojo que son 15 megas) DESCARGAR.

Son imperdibles: veremos cómo por ejemplo los responsables de la extinta UCD se vieron en su día obligados a votar a favor de la integración con Castilla, a pesar de pensar lo contrario.

Original: Ricardo Chao.

4 comentarios en “El día que la provincia de León exigió salirse de la autonomía con Castilla

  1. Tienes todo el derecho a discrepar. Pero ninguno a insultar.
    Con tu propio comentario te descalificas. Además lo haces desde el anonimato de un email falso. ¡Impresionante!

    No me considero pueblerino por pensar diferente de otros… aunque vivo en un pueblo y orgulloso de ello. Tampoco considero pueblerinos a los Diputados Provinciales que en su momento votaron lo que votaron. Ni al presidente de Cantabria que recientemente ha declarado que él si fuera leonés lucharía por la autonomía:

    P.- ¿Cree que León debería ser una autonomía uniprovincial?
    R.— Por historia y por su extensión, que es más grande que Cantabria, sí. Si yo fuera leonés lucharía por la autonomía de León. Aquí en Cantabria el 80% de los ayuntamientos votó a favor de una autonomía propia y se hizo. No teníamos nada que ver con las otras provincias que conformaban Castilla. En el caso de León no sé por qué no se le dio esa opción, pero es un territorio con la suficiente historia como para poder luchar por una autonomía propia, si es que así lo quieren los leoneses.

    Otros quizá son… no sé ¿señoritos de ciudad?

  2. Cántabro

    Yo apoyo la autonomía para León, de verdad que sí. Pero creo que debiera ser una autonomía uniprovincial al estilo de sus vecinas Asturias o Cantabria.

    Primero, porque con treinta años de perspectiva de Cantabria y La Rioja (o las extintas provincias de Santander y Logroño si se prefiere) desgajadas de la antigua Castilla la Vieja, se ha demostrado que la uniprovincialidad otorga un dinamismo y unas posibilidades de crecimiento económico que ninguna de las dos provincias habría tenido de haberse integrado en Castilla y León.

    Según tengo entendido, fue precisamente a la provincia de León a la que se dió oportunidad, junto con estas otras dos, de salirse del primitivo ente preautonómico de 11 provincias (León, Santander, Palencia, Burgos, Logroño, Zamora, Valladolid, Soria, Salamanca, Ávila y Segovia), en base a varios criterios (históricos para León, geográficos y económicos para La Rioja y yo creo, espero no pecar de inmodestia, que un poco de las tres cosas en el caso cántabro). Cantabria no pertenecía geográficamente ni a la submeseta norte ni a la cuenca del Duero, su perfil económico y de trabajo por sectores tampoco se correspondía con la importancia agrícola de sus vecinos, dada la actividad marítima o la incipiente industria y, además, al contrario que La Rioja (que aún así hay que reconocer alejada por actividad económica del resto de Castilla y geográficamente en el valle del Ebro y fuera de la meseta), se podían aducir ciertos criterios históricos (cogiditos con pinzas, cierto es) de un hipotético ducado premedieval de Cantabria, dependiente de Asturias, pero como ente diferenciado al fin y al cabo. No entiendo que ocurrió con León, pero tengo entendido que, por desgracia, a diferencia de Cantabria o La Rioja, la mayoría de sus ayuntamientos no votó a favor de salirse del ente preautonómico.

    Incluso más flagrante que el de León, aunque no por ello piense que de más rigor, es el caso de Segovia, que sí que reculó oficialmente y aún así no se le permitió escindirse. Quiero decir, que creo firmemente que León reune más criterios para dicha escisión que Segovia, pero por qué no se movió nada? Por qué fue tan grande la parálisis de los políticos leoneses en un momento que exigía y esperaba tanto de ellos?

    Por último, toco un tema que sé que suele poner enfadados a los leoneses, pero a base de viajar he podido comprobar que la indiferencia a una posible autonomía leonesa de tres provincias es muy grande en Salamanca y Zamora. Yo diría que en Zamora lo mismo les da, porque asumen que van a tener poca relevancia a uno u otro lado, lo mismo les da la sombra de Valladolid capital que de León capital. En Salamanca directamente he tenido que explicar de mi mano mayor a muchos salmantinos que Salamanca no siempre fue castellana, encabezonándose algunos en este asunto, tal es el desconocimiento y el alejamiento de una hipotética identidad leonesa en la ciudad. De todos modos, los charros tampoco sienten especial estima hacia Castilla y León, sino que yo diría que prefieren considerarse españoles y punto. Pero ya digo, hoy por hoy, tendrían más de castellanos que de leoneses, tal vez a causa de la implantación temprana de una universidad que impartía en castellano, quién sabe, además Béjar fue desde el principio repoblada por Castilla y no por León.
    Pero es que además, con todos los respetos, dudo mucho de que León pueda gestionar eficientemente una comunidad con las tres provincias, sería nefasto para las tres esa hipotética comunidad y sé que esto va a levantar ampollas de nuevo, pero desde el respeto diré que creo que, dentro de lo que cabe a ese respecto, Valladolid está más capacitada para gestionar 8 provincias que León para hacerlo con tres.

Deja un comentario