El secreto de una educación de calidad

Estándar

Os invito a leer una discusión que se está fraguando en el portal Barrapunto, donde además de alguna payasada, han aparecido ideas interesantes (por aquello de diferentes ya que provienen de gente que no es de nuestro mundo educativo), de las que rescato algunas:

  • “a lo largo de mis anios de estudiante me he encontrado con profesores que no tenian ni dea del tema que enseniaban, pero tambien con profesores que pese a dominar perfectamente el temario, no eran capaces de enseniar a sus alumnos, no conseguian transmitir esos conocimientos…”
  • “Gente que arrastra asignaturas de otros años, no entiende las asignaturas siguientes y no quiere estar en clase y molesta. – El buenrrollismo según el cual la plástica o la música son tan dignas como las matemáticas o la lengua. – TV basura que propaga la idea de que en la vida real no hace falta aplicar nada de lo que aprendes en el instituto.”
  • “Aquí se cuidan mucho de ayudar a los buenos estudiantes, no sea que alguien hable de fascismo, de apartar a los peores, y cosas así, todo se orienta a mantener a los listos en clase con los más desinteresados y pasotas y ajustar el curso al nivel del alumno más bajo en capacidades y/o concentración.”
  • “Pienso que es importante invertir en el profesorado y fomentar y mejorar su capacidades docentes, pero eso es inútil con el sistema actual que ha eliminado los conceptos de esfuerzo, superación, respeto, disciplina, etc, de la educación.”
  • “¿Que qué ha cambiado? La sociedad. Los alumnos de secundaria actuales son distintos a los anteriores. Para empezar son menos hermanos en casa que antes, y hay muchos hijos únicos (son los reyes de la creación).”

Bueno… es un debate que hemos visto muchas veces en claustros y blogosfera… ahora otro más.

(Por cierto que se empeñan en que somos los mejora pagados del mundo… no sé si es verdad, lo que sé es que muchas profesiones menos especializadas cobran en España mas que nosotros.)

2 comentarios en “El secreto de una educación de calidad

Deja un comentario