Educación para la ciudadanía: las cosas claras

Estándar

El Pleno de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo acordó con los votos a favor de 22 magistrados y el voto en contra de siete rechazar los recursos presentados por padres asturianos a los que el Tribunal Superior de Justicia de esta comunidad denegó el derecho a la objeción de conciencia a la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, según informaron fuentes del Alto Tribunal.

Esta sentencia significa en la práctica que la EPC es una signatura obligatoria y sobre la cual no se puede ejercer objeción. Debe cursarse.

No podía ser de otro modo. Está en la línea de lo que pienso y me parece por lo tanto una decisión acertada.

Ya en esta “tarima” había abordado el tema y me había manifestado: no veo motivo para tal objeción.

Si empezábamos por una asignatura podíamos seguir por cualquiera. Para empezar Biología o Ciencias para el mundo contemporáneo, donde tocamos temas realmente en la frontera.

Lo preocupante, y lo confirma el tribunal, es cómo se imparta la materia y con qué textos, pues ciertamente hay auténticos despropósitos (no, es verdad, en las grandes editoriales). Por lo tanto sí cabe manifestarse en contra de determinado texto o de posibles imposiciones ideológicas por parte de algún docente (por otra parte seguro que serán escasas, pues los docentes solemos tener sentido común). Por otra parte cabe confiar más en nuestros hijos: aunque pequeños también piensan. Y no creo que se pueda manipular a un alumno con dos horas semanales de clase. Es más sencillo con la televisión que como siempre tiende a adormecer el pensamiento…

Todo este debate que aún durará ha servido para despistar sobre el debate auténtico que es el de la calidad del sistema educativo. También ha servido para abrir una brecha entre la jerarquía católica -objetora- y los religiosos de la enseñanza que entendieron que la materia podía negociarse y consensuarse. No toda la Iglesia es igual. También ha demostrado que PP y PSOE siguen tirando cada uno por su lado en este tema, la educación, que realmente es tema de estado y de futuro para nuestro país, y donde no debería caber otra cosa que no fuera el más absoluto consenso.

5 comentarios en “Educación para la ciudadanía: las cosas claras

  1. Israrace

    Siempre me ha parecido una discusión inútil y sin sentido. Me parece una asignatura totalmente inocua (en el sentido de que para nada adoctrina a los alumnos siguiendo unos valores concretos, simplemente enseña temas necesarios).
    Y como dices, empezamos por ahí y luego se puede objetar a Matemáticas, Historia, etc…

  2. Antes de alegrarse y descalificar a los objetores deberías tener en cuenta algunos datos:
    1.- El TS sólo ha negado el derecho a la objeción EN CUATRO RECURSOS CONCRETOS. Sólo es aplicable a esos cuatro y no es generalizable.
    2.- Parece ser que deniega el derecho a objetar SIEMPRE Y CUANDO esté garantizado que la EpC se limita a enseñar contenidos estrictamente constitucionales, y no ideológicos.
    3.- Yo recomiendo esperar a leer la sentencia completa, cuando se publique, porque puede haber más de una sorpresa para quienes celebráis que a los objetores nos niegan un derecho mientras os alegráis de que se los concedan a cualquier otro colectivo…

  3. No critico a los objetores, entendiendo que pueden pensar diferentes (De hecho soy objetor de conciencia al servicio militar y realizé mi servicio civil).

    En primer lugar, si las cosas se hubieran hecho bien, los llamados “temas transversales” y las sesiones de tutoría hubieran sido suficientes para educar y formar “honrados ciudadanos” y bajo esta perspectiva esta materia puede considerarse innecesaria.
    En segundo lugar Quiero decir que, desde mi perspectiva, NO ENCUENTRO NADA en la asignatura que no pudiera explicar y compatibilizar con mi conciencia.
    Y que no creo razonable que el estado permita objetar de las diferentes materias (podríamos hacerlo de cualquiera) cuando el problema real está en CÓMO se explican determinadas cosas. Es igual de peligroso un texto de EPC, de Biología, de Historia o de Filosofía. Depende del “intérprete”.

    Poe ejemplo: cuando en Ciencias para el Mundo Contemporáneo hablo de evolucionismo y lo confronto a creacionismo, cuando explico las posibilidades teóricas de las células madre, de las prácticas de eugenesia … estoy tocando temas infinitamente más serios y transcendentes que, por ejemplo, el matrimonio homosexual. Ahí sí que puedo hacer daño. Y debo ser prudente, pues la bioética es un terreno pantanoso, donde rápidamente pueden tildarte de reaccionario o de extremista. Pero mi labor como docente es dar a conocer el mundo en el que mis alumnos viven y que ellos tengan la capacidad de crear su propio criterio.

    Cuando este jueves he leido en ABC alguna de las “perlas” que llaman que aparecen en los manuales, en la mayoría de los casos he sonreido y en otros me he preguntado perplejo qué es lo que hay de extraño.

  4. Javier, Lo que denunciamos de la EpC no son tanto los contenidos, sino los objetivos y criterios de evaluación de la asignatura, que pretenden que los alumnos HAGAN SUYOS, ASIMILEN los contenidos expuestos y LOS EJERZAN en la práctica. Yo no tengo problema -sino todo lo contrario- en que expliquen a mi hijo el ateísmo Nietzscheano. Lo que me preocuparía es que intentaran adoctrinarle para que asumiera el pensamiento de Nietzsche.

  5. jagarsoft

    De acuerdo, tocayo. Hablemos claro porque, verdaderamente, yo ya parece que no entienda nada 🙁 por mas que leo y releo el Real Decreto siempre llego a la misma conclusion:

    Exposicion de Motivos, parrafo 6 escribió:
    Ahora bien, estos contenidos no se presentan de
    modo cerrado y definitivo, porque un elemento sustancial
    de la educación cívica es la reflexión encaminada a fortalecer la autonomía de alumnos y alumnas para analizar,
    valorar y decidir desde la confianza en sí mismos, contribuyendo a que construyan un pensamiento y un proyecto
    de vida propios.

    Exposicion de Motivos, parrafo 7 escribió:
    Espacios, en definitiva, en los que se practique
    la participación, la aceptación de la pluralidad y la
    valoración de la diversidad que ayuden a los alumnos y
    alumnas a construirse una conciencia moral y cívica
    acorde con las sociedades democráticas, plurales, complejas
    y cambiantes en las que vivimos.

    Educación ético-cívica (de cuarto curso) escribió:
    El bloque 2, Identidad y alteridad. Educación afectivo-emocional, se centra en los valores de la identidad personal, la libertad y la responsabilidad, con particular atención a la relación entre inteligencia, sentimientos y
    emociones.

    Me quiere expliar alguien ¿que tiene esto que ver con la democracia?

    Educación para la ciudadanía y los derechos humanos. Criterios de evaluación escribió:
    1. Identificar y rechazar, a partir del análisis de
    hechos reales o figurados, las situaciones de discriminación
    hacia personas de diferente origen, género, ideología,
    religión, orientación afectivo-sexual y otras, respetando
    las diferencias personales y mostrando autonomía de criterio.

    Este criterio permite comprobar si el alumnado, ante
    la presentación de un caso o situación simulada o real, es
    capaz de reconocer la discriminación que, por motivos
    diversos, sufren determinadas personas en las sociedades
    actuales y si manifiesta autonomía de criterio, actitudes
    de rechazo hacia las discriminaciones y respeto por
    las diferencias personales.

    ¿Estos son criterios de evaluacion? A mi me parece que esta juzgando. Cuando dice “mostrando autonomía de criterio” ¿autonomia respecto a quien? ¿a sus padres? Es decir, que si el alumno responde segun lo que ha aprendido en casa, ¿que haran, suspenderle hasta que “construyan un pensamiento y un proyecto de vida propios”? (como dice la Exposicion de Motivos parrafo 5 final).

    ¿Son esos los inocuos valores democraticos que EpC dice transmitir?
    ¿Donde menciona la Constitucion o los DDHH algo acerca de la “construccion de una conciencia moral” distinta de la que decidan los padres? (ver comentario aqui: http://www.padreobjetor.com/2008/10/cuando-la-libertad-se-esconde-en-la-sintaxis/#comment-331)

    En fin, ya escribi un extenso articulo AQUI
    http://www.hazteoir.org/foro/viewtopic.php?p=489438#p489373
    desgranando los articulos que invaden mi responsabilidad como primer educador moral de mis hijos, y que me llevaron POR MI MISMO a la grave y seria decision de objetar.

    Por un lado, segun el TS, no se puede objetar por que no hay motivos.
    Por otro “no permite a las autoridades administrativas o escolares, ni a los profesores, imponer a los alumnos criterios morales o éticos” (lo cita El Mundo http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/28/espana/1233149624.html, no el TS).
    Y si las autoridades lo hacen (como estan haciendo ahora), ¿que hacemos? ¿no podemos objetar? Esto me deja en una situacion de indefension.

    Estoy ansioso por leer el contenido de la sentencia, pues lo que ha trascendido en los medios tras el breve comunidado no me parece mas que una cortina de humo; que sera utilizada como mera carnaza pre-electoral (como ya lo han hecho el Sr. Gabilondo y la propia Ministra y su apresurado video); una maniobra de distraccion para dirigir las miradas y los recursos sobre los profesores y los libros. ¿Pero es que éstos no están acaso respaldados por el contenido del Real Decreto?

    Se dice que EpC es una asignatura “normal” pero no me imagino libros de Matematicas con resultados distintos a los Verdaderos para acomodarse a “las sociedades democráticas, plurales, complejas y cambiantes en las que vivimos.”

    Se dice que los contenidos ya estaban en Etica o en Ciencias Sociales, pero cualquier profesor de filosofia (y la ley) sabia donde estaba el limite entre formacion y adoctrinamiento. Yo tambien di en Filosofia, en un publico, todas las corrientes y pensadores y nunca me adoctrinó nadie. (Todavia recuerdo a mi profesor con admiracion…)

    Pero, no me quiero desviar del tema, que es la Objecion.

    Yo tengo muy claro por qué he objetado, y defenderé mi conciencia frente a cualquier intromision, venga de donde venga. ¿Soy acaso un sectario, un intolerante, un fanatico, un antidemocrata?

    Creo que la objecion es un tema muy serio como para tomarlo a broma. Se dice que si se admitiera la objecion frente a EpC entonces seria como abrir las puestas a la insumision a cualquier cosa, y se pone como ejemplo la objecion fiscal. Digna falacia procedente de un sofista. Del mismo tipo que el del padre Nazi o el del padre del Ku-klux-klan o el del padre terrorista. Que yo sepa, nunca le recriminaron nada al respecto a Josu Ternera; ni siquiera le quitaron la patria-potestad.

    Mal que nos pese, los padres son responsables de lo que se le enseña a sus hijos en casa, pero si se trata de alguna conducta delictiva, solo es sera punible cuando se materialice la accion. Las detenciones pre-delictivas solo se dan en Cuba (que yo sepa). Aplicando la falacia sofista, seria como si, desde la escuela, se intentara adoctrinar a los hijos de un padre comunista, en contra de sus ideas, argumentando que el Comunismo es el responsable de mas de 100 millones de muertes en el mundo durante el s.XX (http://www.marthacolmenares.com/2007/08/05/el-libro-negro-atribuye-casi-100-millones-de-muertos-al-comunismo/).

    La objecion de conciencia apela al ambito mas intimo de la persona; alli donde un Estado Democratico no deberia entrar, so pena de dejar de ser un estado democratico (¿acaso cabe la objecion en una dictadura?).

    Si se suele decir que el limite de la libertad individual termina donde empieza la del otro; se podria establecer el mismo limite entre el Estado y los individuos. Si en EpC se pretenden enseñar valores democraticos deberia empezar por éste (en la misma linea opina Peces-barba cuando la conciencia afectada es la suya http://www.hazteoir.org/node/11886)

    Se dice que la Constitucion no la regula, salvo para el caso del Servicio militar. Pues, ¡menos mal que estaba regulada! ¿por qué fueron a la carcel, entonces?. ¿Por qué dejaron de ir?.
    Se dice que no hay legislacion que la desarrolle, pero no es necesario ya que el art 16 es de aplicacion directa, y reclamable en via judicial por un procedimiento especial.

    La objecion es una cuestion personal que se debe resolver caso a caso, persona a persona. Es el TC el que, con el tiempo, ha establecido la jurisprudencia actual. Sinceramente creo que hay motivos.

    Un saludo

Deja un comentario