Eduard Punset: A veces, invertimos más en un coche que en un hijo

Estándar

Algunos subrayados de una de sus últimas entradas: “A veces, invertimos más en un coche que en un hijo“.

Los resultados tienden a demostrar que se produce un aumento de la agresividad y violencia en edades posteriores cuando el régimen de las guarderías empezó antes de los cinco años, prolongándose durante muchos años durante 30 o 40 horas por semana.

“A veces estamos más dispuestos a pagar por un buen parking que por guardar a nuestros hijos”.

Resulta que, en promedio, una niña abocada a crecer sin la presencia del padre a raíz de una separación del matrimonio accede antes de la edad promedio a la pubertad; y no solo eso, suele tener mayores dificultades de integración que el promedio de las niñas de su edad.

Tenemos que cuidar muchísimo más de lo que hemos querido o sabido hacer el aprendizaje emocional de los niños y no solo, como ha ocurrido hasta ahora, el aprendizaje cognitivo o académico.

E. Punset caracterizado como Darwin

Imprescindible Punset.

Un comentario en “Eduard Punset: A veces, invertimos más en un coche que en un hijo

Deja un comentario