Unas alguitas al microscopio

Estándar

Esta mañana me levanté con ganas y he sacado de su funda un microscopio sencillo que compré hace año y medio en el Lidl. Es una oferta recurrente y aunque no es nada del otro mundo es infinitamente mejor que los juguetes análogos que a veces traen los reyes en estas fechas. Como no llega a los 60 € no es mal regalo, aunque creo que son mejores las lupas binoculares, pues no necesitan preparación de las muestras.

Lo primero hoy fue conseguir que el Mac leyese la webcam que acompaña al micro. Se consigue en un instante instalando Macam, unos drivers que nos sirven para usar webcams habitualmente no soportadas en MacOsX.

Y luego, he tomado una muestrecita de algas que han crecido en una jarra que tengo cerca de la ventana de la cocina desde hace unos días, con un esqueje de Potos.

El micro no es muy malo a simple vista, pero la cámara es un poco penosa. En todo caso hay algunas moficiaciones que podemos hacer en la parte relativa a la luz, diafragma y demás.

Curiosamente la imagen se captura mejor a 400 aumentos que a 40 o 100. Me ha llamado poderosamente la atención pues esperaba justo lo contrario. Resulta muy complejo enfocar (no tiene micrométrico) y regular la luz. A simple vista se ve muy bien, pero la foto no es tan buena.

Hoy por hoy, esto es lo que hay. Ya os dije que era un juguete:

2 comentarios en “Unas alguitas al microscopio

Deja un comentario