Otra forma de entender la educación. Parafraseando el discurso de Alex de la Iglesia en la entrega de los Goya.

Estándar

Ayer, más que nada por curiosidad, vi a través de Youtube el discurso que Alex de la Iglesia dirigió a los académicos al finalizar la gala de entrega de los premios Goya. Me pareció un discurso magistral.

Y mientras lo oía una vocecita sonaba en mi interior: “Cambia todo aquello donde pone ‘cine’ por ‘educación’ o términos similares”.

Y así lo hice.

El discurso queda en algo tal que lo que sigue:

[…] No podemos olvidar lo más importante, el meollo del asunto. Somos parte de un Todo y no somos nadie sin ese todo. La educación no es educación hasta que alguien se sienta en clase y quiere aprender. La esencia la educación se define por dos conceptos: una clase, y una gente que aprende. Sin alumnos esto no tiene sentido. No podemos olvidar eso jamás.

[…] Internet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Internet es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de alumnos. Internet es parte de nuestras vidas y la nueva ventana que nos abre la mente al mundo […]

Sólo ganaremos al futuro si somos nosotros los que cambiamos, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un nuevo modelo de educación que tenga en cuenta a todos los implicados: profesores, administración, sociedad, familias… y alumnos. Se necesita una crisis, un cambio, para poder avanzar hacia un nueva manera de entender el la educación.

¡No sé que opinaréis, pero a mi me gusta el resultado! Podéis hacer ‘clic’ sobre las imágenes para verlas más grandes.

5 comentarios en “Otra forma de entender la educación. Parafraseando el discurso de Alex de la Iglesia en la entrega de los Goya.

  1. Cierto que queda bien. Un ejercicio, además, muy instructivo para las aulas, cambiar el tópico de un texto pero conservando el resto.
    Es verdad que todo es lo mismo, y en todos lados hay un cambio que administrar.

  2. Jorge Valencia

    Una excelente reflexión sobre un problema mucho más importante y que se merecería mucho más bombo mediático que la agonía de la industria cinematográfica actual.

Deja un comentario