Desconocimiento mútuo, incomprensión mútua.

Estándar

Estos pasados días ha habido movilizaciones en el enseñanza pública, especialemente en la enseñanza secundaria de algunas comunidades. No voy a discutir la conveniencia o no de esas medidas, pues tampoco tengo un conocimiento , más allá de lo que se publica en los  medios del problema. Y los medios, ningún medio, es imparcial.

Pero a raiz de este conflicto han vuelto a oirse voces que enfrentan a la enseñanza pública, con la concertada y con la puramente privada. Tampoco quiero entrar en el detalle de estas acusaciones.

¡No quiero polémica! Sólo quiero recalcar que estamos en un barco similar (no quiero decir igual, que a lo mejor alguien se me enfada): educar a niños y adolescentes. Esa es nuestra profesión y en el caso de muchos (pública y privada) nuestra vocación.

Lo que quiero resaltar en este post es que los profesores de la concertada no conocemos la problemática de la pública. Y los profesores de la pública no conocen cómo funciona la concertada.

Voy a poner un par de ejemplos (sólo de lo que se, que nadie se sienta ofendido si no hablo de lo que no conozco de primera mano).Los ejemplos los extraigo de conversaciones que  tuve en un curso del Centro de Profesores de León, en el café del descando, el pasado año.

  • Algún compañero de la pública desconocía que el proceso de admisión en centros concertados era EXÁCTAMENTE el mismo que en los centros públicos (al menos en Castilla y León). Esos compañeros insistían en que los centros concertados podíamos de alguna forma que desconozco aún, seleccionar al alumnado que entraba al centro. Pues no, el proceso y fechas de admisión esel mismo que decreta la JCyL. Y sólo escolarizamos a aquellos alumnos que la administración nos otorga con la correspondiente orden de escolarización. Ni más ni menos. Hablo de los centros que conozco.
  • También comprobé que hay profesores que no saben las horas de docencia que impartimos y que piensan que en la enseñanza concertada o privada cobramos un montón. Pues no. Además de trabajar 25 horas lectivas (convenio) y luego todo el tiempo necesario para preparar clases, labores de coordinación…el sueldo no es mayor sino menor. Acabo de ver en TVE un documental donde una compañera profesora de instituto (18 horas o 20 en algunos sitios) mostraba su nómina: Ganaba limpiamente 3500 €. (Supongo que despues de muchos complementos y años de servicio). Nosotros, después de 20 años de servicio, con algún complemtneo no llegamos a los 2000 € (¡Ciertamente muchas personas en España lo querrrían para ellos!, no me quejo). No me quejo por la diferencia. Es un tema de nuestro convenio laboral. Es así. Insisto en el desconocimiento mútuo. En cuanto a las horas, incluso siendo Jefe de Estudios, lo normal es dar unas 15 horas de clase mínimo.

Son SÓLO EJEMPLOS. No es un crítica, no es una acusación, no es una reivindicación.

Sé que los profesores de la enseñanza pública tienen problemas diferentes: años y años de estudio para sacar unas oposiciones, más años de movilidad hasta tener una plaza fija, alumnos probablemente -seguramente- en muchos casos más desmotivados que aquellos a los que yo me enfrento cada día… Profesores a los que conozco, muy entregados. Otros muchos que son por lo que me comentan los primeros, un auténtico lastre…

Nos desconocemos mutuamente. Y cuando la enseñanza pública tiene un motivo de queja, una de las primeras acusaciones, más o menos velada es que la culpa es del apoyo que algunas administraciones hacen a la escuela concertada. Me parece una simplificación. No nos conocemos, no sabemos nuestras historias y nos atrevemos a criticarlas mútuamente.

Incomprensión mútua.


¿Mi opinión? Es lo menos relevante en este post.

Mi opinión.

Algunos de los profesores de la pública (muchos seguro) recibieron su formación en centros concertados y privados. Otros muchos de la privada también estudiaron en centros públicos. Yo estudié en centros públicos, concertados, públicos, privado y público por este orden. En ninguno de los sitios (quizá sí en el de mis primeros años escolares) estuve mal. Creo que debe existir escuela publica. Creo también que deben existir conciertos por un motivo simple: los alumnos y sus padres deben poder asistir en igualdad de condiciones económicas al centro que consideren mejor, por su estilo educativo, por su ideario-reglamento, pro su ambiente, por la formación que se da a los alumnos, por sus resultados académicos…

Creo de verdad que estamos en el mismo barco (aunque rememos en aguas diferentes). Creo que los buenos docentes de la pública y la privada creen de verdad en la educación de los niños y jóvenes como herramienta para construir su libertad y autonomía adultas, para construir una sociedad mejor. (¿No es lo mismo lo que pretendemos?)

No creo que el hecho de la existencia de los conciertos sea la causa de todos los males que tiene la enseñanza pública. No creo que eliminando los conciertos la enseñanza pública fuera a ser mejor al tener teóricamente más recursos, habría que hacer un estudio económico de lo que supondría la eliminación de conciertos y el consecuente incremento de alumnos en la enseñanza pública, estudio para el que no estoy preparado.

6 comentarios en “Desconocimiento mútuo, incomprensión mútua.

  1. Benito P.S.

    Sí se produce selección de alumnado en la concertada…
    ————–
    http://www.dteconz.unizar.es/DT2005-07.pdf
    ————–
    …como puede verse en el enlace anterior. Las situaciones particulares son siempre limitadas para explicar situaciones mayoritarias. La educación desde mi perspectiva debería ser pública y privada; mayoritaria y de calidad la primera, minoritaria y selecta la segunda. Los padres tienen derecho a elegir centro, por supuesto, pero si quieren entornos privados que los paguen, sus impuestos lo son para cubrir servicios públicos. No es de recibo reclamar atención hospitalaria privada reclamando fondos públicos para pagar parte de la factura, eso equivale a administrar privadamente el dinero de todos.

    El coste por alumno en la concertada puede salir menos que en la pública si no se consideran los cobros aparte del dinero recibido como subvención fundamentalmente destinado a cubrir las nóminas de los profesores, los cuáles efectivamente tiene unas condiciones de ejercicio profesional peores que en la pública aunque con un alumno de algún modo seleccionado, lo cual efectivamente repercute en los resultados académicos. Esto no quita para que en toda concertada haya algún alumno/a procedente de entornos deprimidos pero siempre en menor cuantía y si no provoca conflictos de conducta asociados muchas veces con entornos deprimidos o con situaciones de salud graves.

  2. J.G.Calleja

    Como dije en el artículo no voy a polemizar, no quiero, no me da la gana.
    El estudio al que haces referencia dice basarse en encuestas a alumnos de 2º de Bachillerato de la comunidad de Extremadura. (Recuerdo que el Bachillerato no es una etapa concertada de forma habitual, más bien excepcional).
    Supongo que el resultado del estudio depende mucho donde se haga la encuesta.
    Yo trabajo en un centro de ciudad y el perfil del alumnado es de clase media y alta. Supongo que por ser un centro muy céntrico, lo mismo que un IES que tenemos al lado con bachillerato internacional y al que no accede todo tipo de alumnos, sólo aquellos con nivel alto académico y de inglés. Pienso que el nivel socioeconómico de los alumnos de ese centro es similar al mio. Y sé positivamente que acoge a pocas minorías. Ahí la encuesta hablaría poco de niveles deprimidos.
    Puedo también hablar de un colegio de mi misma institución situado en un pueblo minero de León (Santa Lucía de Gordón). tiene todo tipo de minorías, étnicas, sociales, alumnos de integración y de compensatoria. Todo. La encuesta ahí (centro tambien concertado) daría unos perfiles de alumnado de entornos deprimidos muy alto.

    ¡Todo es del cristal con que se mira! ¡O del cristal con el que quiere mirarse!

    Los comentarios que haces sobre el artículo, son, al igual que los mios, una opinión.

    Insisto en el contenido de mi artículo: las dos redes de enseñanza realmente nos conocemos poco…

  3. Benito P.S.

    Transcripción literal : “…encuesta realizada a estudiantes de segundo curso de bachillerato en el curso 2001-2002 en las comunidades autónomas de Aragón, Asturias y Extremadura, el trabajo realizado permite concluir que los conciertos educativos en su diseño actual no han facilitado la integración socioeconómica de los alumnos de los centros públicos y concertados de enseñanza secundaria…”

    Aparte de interpretaciones, la selección de alumnado queda sobradamente patente ojeando las entradas en cada tipo de centro a las horas de entrada o salida del alumnado y según el tipo de padres, madres e hijos… etc que los utiliza. La cosa pega mucho cante, basta una mirada diaria a lo largo de una semana, cada barrio en cada ciudad de nuestro estado tiene prácticamente un centro público y uno concertado no muy lejano, muchas veces uno al lado del otro; la diferenciación social entre ambos es palmaria. Yo he recibido en la pública traslados de alumnado problemático del concertado de al lado en demasiadas ocasiones como para no tenerlo claro. Conozco el tema personalmente a través de la práctica, he ejercido docencia en ambos tipos de centro, tuve suerte aprobando oposiciones. Hay múltiples fórmulas para realizar este tipo de prácticas.

    Por otro lado sí que tienes razón en que esta práctica selectiva no es exclusiva de la concertada. En la pública, cuando la situación del centro lo permite (ubicación, proyectos, experiencias, bilingüismos y otros tri o poli-multis varios…), se hace exactamente lo mismo.

    Tampoco busco polémica, aunque no por ello me conforme callando evidencias. Centros concertados con vocación realmente pastoral, sí, claro, también hay pero, insisto, en menor cuantía. Los números cantan y esta vez sin estudios que podamos considerar sesgados, bastan los índices oficiales de matriculación en unas u otras redes educativas según la procedencia socio económico cultural del alumnado.
    ————–
    http://www.educacion.gob.es/horizontales/estadisticas/indicadores-publicaciones-sintesis/datos-cifras.html
    ————–

  4. Josam

    Sin ánimo de polemizar, solo dar mi opinión. Yo puedo decir que conozco un poco los dos mundos, soy profesor de la pública y mi mujer de la concertada. En casa por tanto conocemos la situación en uno u otro.
    He de darte la razón en lo de los criterios de admisión de alumnos, los dos son iguales, sin embargo el sueldo no. Me explico, en mi caso los dos tenemos la misma antigüedad pero yo cobro sexenios que ella no. Pues bien al final del año resulta que cobra unos 2000 euros más que yo (lo cual me alegra, más dinero para casa) porque sus pagas extras son completas y las mias no. Pero bueno, también hace más horas lectivas. Me sorprende la cifra que das, pues ninguno de mis compañeros cobran eso, ni la directora. A lo mejor depende de comunidades.
    Esto no es lo importante, soy un apasionado de las nuevas tecnologías y rebusco por internet mucho. Me quedo maravillado que la gente utilize pizarras digitales, etc. En mi centro hay pizarra digital, una para 112 profesores. En cambio los concertados o privados que conozco tienen varias pizarras digitales, wifi en las clases, cañones en las aulas, etc. Los alumnos entran en las mismas condiciones, pero curiosamente hay unos cuantos que no duran muchos cursos. Además los padres están muy implicados en el centro donde trabaja mi mujer, en mi ies hay de todo.
    Realizo muchos cursos de formación de profesorado y mi mujer se apunta conmigo. Tiene dificultades muchas veces para hacerlos pues no es funcionaria y no tiene preferencia (cosa que no entiendo pues es profesora también aunque sea de la concertada). Sin embargo en su centro no le exigen ningun curso, yo los necesito para cobrar los sexenios.
    A mi hijo lo intenté entrar en el colegio concertado de al lado de mi casa, cuando aun puntuaba mucho lo de hacienda. No hice trampas, y mi hijo no entró. Me dijeron que “claro con lo que cobrais…”. La mayoría de mis vecinos tienen a sus hijos en ese colegio y te puedo asegurar que cobran más que nosotros, tienen mejores coches y un nivel de vida más alto. Curiosamente no entraron ni el hijo de mi vecino que tiene un puesto en el mercado ni el mio.Da que pensar. Además haciendo cálculos, entre comedor, uniforme, extraescolares, pagar las asignaturas optativas (aquí me dijeron que se pagaban??? en cambio en el de mi mujer no) por ejemplo la agenda vale 20 euros y hay que comprarla en el cole, todo sale por un pico que no todo el mundo puede.
    En fin, que opino que remamos hacia el mismo lugar en las mismas aguas pero con barcos diferentes.

  5. J.G.Calleja

    Gracias por vuestros comentarios. El conocimiento nos enriquece.

    Sobre lo escrito por Josam he de comentar que parece que cada centro es distinto. En el mío, por ejemplo, la agenda se entrega a todos los alumnos el primer día de clase, sin coste adicional. No tenemos uniforme, el comedor es opcional (además teniendo en cuenta que el mio es un colegio muy céntrico) Las extraescolares son eveidentemente voluntarias. Ls optativas ¡¡¡no se pagan!!! (lo normal). Ese colegio del que hablas me parece un tanto especial…
    Lo del sueldo de la profe, no lo se, es lo que salía en el programa de RTVE “Comando actualidad” (http://www.rtve.es/alacarta/videos/comando-actualidad/comando-actualidad-cole-cuestas/1203742/). No sé su circunstancia personal.
    Es verdad que en mi centro no nos exigen cursos de los que organiza la administración, pero tenemos al año no menos de 40 horas de formación ( lo sé porque estoy en el equipo que coordina el plan de formacion colegial)….
    Diferencias… muchas. Parecidos, sigo pensando que también muchos.
    Creo que hay que potenciar la enseñanza pública, llega a lugares donde nunca llegaría la iniciativa privada. Es verdad. Y hay que dotarla económicamente, y valorar a sus profesionales. Siempre.

    Pero creo de verdad que ese beneficio no se logra a costa de los centros concertados. Creo que los conciertos dan un servicio de calidad a muchos padres que desean una manera de educar que no siempre ofrece la enseñanza pública y que no podrían pagar los costes reales de dicho servicio. Creo que hay manipulación cuando se afirma que si desaparecieran los conciertos la enseñanza pública tendría más recursos. Sinceramente lo dudo mucho: lo de los recursos es una decisión política y en este momento ni PP ni PSOE parecen tener clara la importancia de la educación.

Deja un comentario