La pedagogía a examen.

Estándar

He encontrado este blog:  Observatorio de innovación educativa.

Está sustentado por el CEiDE (Centro de Estudios sobre innovación y Dinámicas Educativas) de la prestigiosa Fundación SM. Merece la pena navegar por sus secciones y estoy descubriendo verdaderas maravillas.

Y lo mejor es que en el blog escriben José A. Marina, que no necesita presentación y Carmen Pellicer, menos conocida pero a la que he escuchado con enorme placer en varios cursillos. El sólo nombre de los bloggers me ha enganchado y ha pasado a formar parte de mi Feedly (que de Google Reader ya hablaremos)

Captura de pantalla 2013-04-08 a la(s) 23.24.20

La primera entrada que he visto es de Marina, bajo el título “La pedagogía a examen”. Unas líneas finales:

Me gustaría terminar con una pregunta incómoda pero necesaria para conocer desde dentro nuestra situación. Si un médico nos dijera que su trabajo es atender a su consulta, y que no tiene obligación de seguir estudiando, ¿qué le diríamos? ¡Que es un peligro público! Tiene que estar al tanto de los progresos de la medicina, de los nuevos fármacos, de las nuevas técnicas. Debe atender, por supuesto, su consulta, preparar sus historiales, estudiar los casos. Pero continuar su formación forma parte de sus tareas. Un juez tiene que atender a los juicios, estudiar después los casos, redactar las sentencias. Pero, además, tiene que seguir estudiando la nueva legislación, conocer otros fallos, aprender continuamente si quiere cumplir con su obligación. Mi pregunta es la siguiente: ¿Creéis que los docentes estudiamos lo suficiente? ¿Tenemos realmente una mentalidad de autoformación continua? ¿Pensamos que nuestra función social tiene la misma responsabilidad que la de un médico –que cuida la salud- o la de un juez –que protege la justicia-, o todo lo que decimos sobre la importancia de la educación no acabamos de creérnoslo?

Se desarrolla en esa línea de provocación. Y los comentarios son enriquecedores… Os animo a visitarlo.

Un comentario en “La pedagogía a examen.

Deja un comentario