Las redes sociales y menores: ¿control social o acompañamiento?

Estándar

Se me pidió hace unos meses un artículo sobre redes sociales y menores para publicar en la revista “Maristas siglo XXI”, que publica para todos los colegios maristas la Conferencia Marista Española. Así pues en el número 8 salió publicado. Este es el artículo:

Página 1

Página 2

Y si queréis ver toda la revista:

Texto del artículo:

“Redes sociales: ¿Control parental o acompañamiento?”

Javier García Calleja – Director Colegio Marista San José – León.

 

El mundo ha cambiado mucho en los últimos años. Y la tecnología ha sido uno de los motores de dicho cambio. Hemos integrado tanto la tecnología que el teléfono móvil es cada vez menos teléfono y es más ordenador, smartphone. Hemos dejado de hablar por teléfono y “hablamos” escribiendo en aplicaciones como “Whatsapp”. Estamos cerca de nuestros familiares gracias a “Skipe” y nos reencontramos virtualmente con compañeros de la infancia mediante “Facebook”. Y eso lo hacemos los adultos, que parafraseando a Marc Prensky, somos “inmigrantes digitales”.

Nos asombramos con la facilidad con que nuestros hijos o alumnos, “nativos digitales”, utilizan sus móviles. Y si les preguntamos para qué lo usan, una de sus prioridades es claramente “estar en contacto con los amigos”. Divertirse, ver vídeos… ¿Se han dado cuenta de que los adolescentes ya apenas ven la televisión? Su mundo es muy diferente al que nosotros vivimos cuando teníamos sus mismos años.

Y en el centro están las redes sociales.

Es casi imposible que los menores no participen en las redes sociales: en ellas están sus amigos, en ellas está lo que realmente les preocupa. Por ello los adultos que les educamos hemos de conocer éste su mundo. Y una vez conocido, acompañarles –como hacemos en el resto de la vida- en su camino.

Los adultos no debemos ignorar que las redes en internet suponen riesgos, como lo supone salir a la calle. ¿A qué riesgos nos enfrentamos, se enfrentan los niños y adolescentes?

  • MALWARES: Acrónimo en inglés de las palabras “malicious” y “software”, lo que se podría traducir como “código malicioso”. Son archivos creados con fines dañinos, que al infectar un equipo informático (también un Smartphone) realizan varias acciones: robo de información, control del sistema o captura de contraseñas. Pueden instalarse navegando por páginas de contenido dudoso o instalando programas de forma ilegal.
  • PHISING: Es el robo de información personal a través de la falsificación de un ente de confianza. Se da con más frecuencia a través de correos electrónicos o sitios web duplicados falsamente, con la apariencia del sitio original.
  • GROOMING, una práctica a través de la cual un adulto se gana la confianza de un menor gracias a perfiles falsos, con un propósito sexual.
  • SEXTING o intercambio de fotografías o vídeos con contenido erótico entre los propios jóvenes con las que luego llegan a extorsionarse causando daños psicológicos importantes.
  • CIBERBULLYING, o acoso entre menores que en Internet por su carácter global, supone un alcance que puede llegar a generar mucho daños no sólo al menos sino a su familia y amigos.

 

En éste ámbito como en muchos antes de prohibir es mejor advertir con algunos consejos que deberían respetar en su navegación y el uso de estas herramientas sociales.

  • Configurar la privacidad de la cuenta (en la calle no vamos gritando quienes somos y dónde vivimos. El la red tampoco hay que hacerlo): el contenido que publique sólo ha de ser visto por mis amigos.
  • Tener en cuenta que muchas de las personas que conozco por internet  son desconocidos en la vida real, NO SON MIS AMIGOS.
  • No compartir las localizaciones. ¿A alguien le interesa dónde estamos en todos y cada uno de los momentos? Y si a alguien le interesa…¿qué intención tiene?
  • Si me ocurre algo que no me haga sentir bien en Internet, comunicarlo a los padres o educadores. Tengo que saber decir NO a las cosas que no quiera hacer y contar con mis padres que son mis mejores aliados.
  • En Internet hay que comportarse con respeto y educación.
  • Cuidado con lo que compartimos. Cuando se publica una foto en Internet, se pierde el control sobre su difusión y duración. Aunque después se borre, no desaparece de la Red. Además hay que tener permiso de la persona de quien publicamos una fotografía.

Por lo tanto, ¿Prohibir? Rotundamente no. ¿Control parental? Sí, sobre todo cuando hablamos de los más pequeños. Educar supone conocer “donde están nuestros hijos” y acompañarles “de la mano”. ¿Acompañamiento? Por supuesto, e ir dejándolos cada vez más sueltos a medida que van siendo mayores. Como hacemos en la vida real.

Si queremos saber más: recomiendo dos enlaces:

  • Pantallas amigas: http://www.pantallasamigas.net/. Web para el uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías.
  • REDES SOCIALES para menores – “Programa CyL Digital de la Junta de Castilla y León” como a su sitio web: cyldigital.es

UN VÍDEO: Redes sociales y menores (intypedia)

 

Deja un comentario